Potatoman Seeks The Troof

Potatoman Seeks The Troof

Dinámico y extravagante juego de plataformas

En la escasa media hora que dura Potatoman Seeks The Troof podrás disfrutar de un plataformas divertido, sorprendente, dinámico y extravagante. No te fíes de los gráficos hechos casi deprisa y corriendo, porque no verás nada que te haga abrir los ojos. Quizá un poco los efectos especiales, realmente logrados, con cambios de color alucinógenos y un vaivén de la pantalla tan molesto como curioso. Fíate, sin embargo, de una jugabilidad muy bien asentada, de un control preciso, y de unos desafíos que retan tu habilidad que suceden a velocidad de vértigo. Ver descripción completa

PROS

  • Original e inesperado
  • Desafíos inteligentes
  • Música

CONTRAS

  • Cortísimo

Útil
6

En la escasa media hora que dura Potatoman Seeks The Troof podrás disfrutar de un plataformas divertido, sorprendente, dinámico y extravagante. No te fíes de los gráficos hechos casi deprisa y corriendo, porque no verás nada que te haga abrir los ojos. Quizá un poco los efectos especiales, realmente logrados, con cambios de color alucinógenos y un vaivén de la pantalla tan molesto como curioso. Fíate, sin embargo, de una jugabilidad muy bien asentada, de un control preciso, y de unos desafíos que retan tu habilidad que suceden a velocidad de vértigo.

Potatoman busca la verdad y recorrerá cielo y tierra para descubrirla. En su viaje atravesará 5 niveles de plataformas cada cual más extraño que el anterior. Comienza en un desierto loco, llegará a un bosque plagado de pájaros, pisará el asfalto de la gran ciudad, viajará a otro planeta y aterrizará en una extraña dimensión. Todos los niveles excepto el último se recorren de izquierda a derecha, y la fase final es abierta en busca de unos objetos mágicos.

Puede parecer spoiler todo lo que acabo de contar, pero no lo es. Lo fascinante de Potatoman Seeks The Troof es la variedad de desafíos de plataformas que superas. Cada enemigo o salto que encuentras es completamente diferente al anterior. Puedes encontrar un cactus que debes saltar para luego encontrarte otro igual que, sorpresa, te engaña y se va corriendo para evitar que lo saltes. Es un juego inesperado, nunca sabes por dónde va a salir, y a veces lo hace de la manera más extraña posible. Ahí está el secreto de su fórmula.

Aunque en el apartado visual no sorprenda, sí que lo hace en el sonoro. La música, estilo chiptune, es acertadísima y va variando dinámicamente según avanzas. El sonido, escueto, es otro atractivo cuando hace aparición.

Potatoman Seeks The Troof es como mínimo un juego curioso. Su escasa duración lo hace muy aconsejable para probarlo, reírte, y pasar al siguiente. No será el juego del año pero te sorprenderá tanto que lo recordarás durante mucho tiempo.

Potatoman Seeks The Troof

Descargar

Potatoman Seeks The Troof